❤ Alimentación

El tema de la alimentación en el mundo del fitness es la base de nuestro trabajo. Entrenar cada día, horas y horas y más horas, pero atiborrarte, después, de comida basura, no va a dar resultado. Obviamente, la bomba atómica contra nuestra salud sería la mezcla del sedentarismo y alimentación nefasta, pero darle un combustible de mala calidad a nuestro cuerpo, no va a ayudar, en nada, a nuestros músculos y grasa corporal.

PRIMER PUNTO DE PARTIDA

-“Sí, estoy a dieta”
+ “Pero, ¿estás con un nutricionista?”
– “No, no, solo estoy comiendo sano…”

Esto es lo más común que se puede escuchar dentro de los gimnasios. ¿Es que, a caso, comiendo “sano” no se puede engordar?

DIFERENCIAR ENTRE COMER SANO Y COMER PARA ADELGAZAR

Tenemos que aprender a diferenciar entre lo que se conoce como comer sano y el hecho de querer adelgazar. Ponernos a dieta ( que es cómo comúnmente se conoce a estar a régimen) es algo que hacemos para alcanzar un objetivo de peso o de apariencia corporal, ya sea por salud o por estética. En cambio, comer sano, es cuidar a diario que nuestra alimentación sea lo más limpia y acorde con lo que nuestro cuerpo nos pide.

Ambos conceptos pueden relacionarse, pero tienes que saber por donde van los tiros si de verdad quieres adelgazar.

¿DÓNDE ESTÁ LA DIFERENCIA ENTONCES?

La diferencia radica en el hecho de que el cuerpo necesita ciertos nutrientes y esto siempre en su justa medida: como en la vida, los extremos son malos. Pues bien es cierto, que dependiendo de tu tipo de cuerpo ( que los tienes un pelín diferenciados en la página de entrenamientos ->/❤entrenamientos ) vas a necesitar más nutrientes de un tipo o de otro. Por ejemplo, el mejor aliado para un ectomorfo serán los hidratos, pero en cambio un endomorfo deberá optar por no consumirlos después de la comida del mediodía.

Sabiendo esto, y cogiendo el caso de una persona con mesotipo endomorfo que decide comer sano para adelgazar, buscamos una opción sana de un cereal ( es decir, un hidrato) . Cuando sale de entrenar a las 20:30, tiene sensación de hambre, ya que ha quemado bastante energía durante el entreno con una sesión de pesas y un circuito de HIIT final. Esa sensación le hace querer cenar algo que le “llene” y decide cocer arroz integral porque es sano. Pero ¿ no es un hidrato? ¿Y él es endomorfo? Sí, pero esta comiendo sano ¿no?  Eso debería bastar para bajar de peso porque esta comiendo sano (nótese mi tono irónico).

Supongo que llegados a este punto, esto os habrá aclarado algunas dudas, pero si no es el caso, os dejo un enlace de un video muy interesante de una atleta a la que admiro, Sascha Barboza, más conocida como Sascha Fitness.

 

EL MIEDO A LAS GRASAS

Otro punto esencial a abordar, es el miedo que, por norma general, le tenemos a las grasas. En este caso, hablaré de mujeres porque nosotras necesitamos este macronutriente para la gran mayoría de los procesos para los que nuestro cuerpo ha sido creado.

Sin querer hilar muy fino, a la hora de elegir la base de nuestra alimentación, buscaremos alimentación con el menor número de grasas saturadas, pero siempre recordando las grasas esenciales, que como bien dice su nombre, son imprescindibles para muchos de los procesos de nuestro cuerpo. Esto, tanto para hombres como mujeres.

EN FIN…

Estos puntos son esenciales para que entiendas que una consulta previa a empezar un plan de alimentación y/o de entrenamiento es muy importante. Ellos pueden aconsejarte y guiarte por el buen camino.

Muchos de mis posts van a ir dedicados a la alimentación que sigo, muy controlada en los aspectos de alimentos que generen picos en el índice glucémico, ya que por mi diabetes tengo que controlar mucho lo que ingiero. Espero que todo lo que tengo para compartir sirva de ayuda.

Con amor.

Laura

Anuncios